Reina del colegio Uquillas

Carlos V.
3 min readMay 31, 2021
Colegio Uquillas del barrio Garay — 1964

Esta historia la escribí originalmente un 4 de mayo, fecha del cumpleaños de mi madre, Carmen Moreira.

La foto es cuando fue reina del colegio Uquillas (ahora extinto) del barrio Garay de hace 50 años de antiguedad.

Hoy les voy a compartir algunos detalles sobre esta foto, del día en que mi madre fue elegida la reina del colegio Uquillas 1964.

Mientras el mundo celebraba las olimpiadas en Tokyo, mi madre lucía un vestido de gala de la «Casa Vivar», almacén donde gente “rica” compraba ropa. Estaba ubicado en Vélez e Illingworth. No me malinterpreten, mi madre ni su familia no podía permitirse comprar algo ahí, mas bien gracias a la generosa ayuda de la madrina es que fue posible que vistiera tan pomposo vestido. La tela es de guipiur o randa, la misma que solo era vendida por almacenes «Fossati». El vestido fue finalmente confeccionado a la medida en la modistería de la Casa Vivar ubicado en la calle 10 de agosto y Tungurahua. Otro toque vistoso del vestido eran los vitones, o guantes largos.

Para ese día mi madre se fue a peinar al centenario. En esa época era normal una técnica de entubarse el cabello con cerveza y secar con ventiladores.

Los zapatos fueron hechos por un zapatero de confianza, pero lo curioso es que fueron hechos con el diseño de un catálogo de ropa de almacenes «SEARS» (que no sé cómo lo conseguían, tal vez alguien que vino de EE. UU.). Lamentablemente no se aprecian en la foto, pero eran calados con un lazo. Estos zapatos normalmente eran caros, aproximadamente S/.140 (sucres) en zapaterías como «Marcos» o «Mademoiselle», pero el zapatero cobró S/.60.

Sobre los accesorios como joyas, fueron prestadas por una señora que venía siempre de EE. UU. Tal vez la que proveyó del catálogo antes mencionado. En esa época se podía salir a la calle con joyas sin temor a que roben, ya que la delincuencia era casi nula.

Ahora que estamos en plena campaña electoral, cabe contar cómo era el sistema para ganar un “reinado” de colegio. Se compraban votos. Leyeron bien. Era algo similar a la venta de rifas. El colegio entregaba votos que debían ser vendidos, y quien vendía más “ganaba”. Entonces mi madre, junto a toda la familia iban de casa en casa, de pariente en pariente vendiendo los votos, quienes por la confianza estaban prestos a adquirir. Los fondos iban al colegio directamente. ¿Bastante sencillo, no?

Hasta hace poco guardaba una caja de zapatos donde estaba la banda, la tiara y un recorte de periódico de El Universo donde se hace mención de la elección de la reina del colegio Uquillas del presente año. Creo que no sabemos el paradero de esa caja, probablemente ya se haya perdido como muchas cosas innecesarias que guardamos, tan solo para tener un motivo para recordar y contar el momento vivido.

Comentarios de la comunidad en el post de Facebook.

--

--

Carlos V.

Software Engineer at Globant | Community Leader | Writer & Speaker | he/him.